He hecho de mi pasión mi profesión

Siempre he tenido una gran propensión por el mundo de la traducción. Ya mi tesis de licenciatura la elegí con este enfoque, puesto que se trató de la traducción del alto alemán antiguo y del análisis métrico de un pasaje del Evangelienbuch de Otfried von Weissenburg.

A lo largo del tempo he mantenido y he ido alimentando esta pasión y hace ya más de veinte años que trabajo como profesional liberal especializada en textos jurídicos, comerciales y de marketing.

Colaboro con bufetes de abogados y notarías, también hago para particulares traducciones juradas y legalizadas de documentos oficiales que haya que presentar ante las administraciones públicas, y suelo ser nombrada perito judicial por los Tribunales en procedimientos que requieran la presencia de un intérprete.

En el mes de Agosto 2006 la Universidad Autónoma de Santo Domingo me otorgó un Reconocimiento para mis aportes a la difusión de la Literatura Dominicana.

Nel mese di agosto 2006 l’Università Autonoma di Santo Domingo mi ha conferito un Riconoscimento per il mio contributo alla diffusione della letteratura dominicana.

Para saber más de la actividad que he llevado a cabo hasta ahora para divulgar la literatura dominicana en Italia, visitad la página del Concurso literario Città di Viareggio 2005 y la de la presentación de los libros “Chat” y “Arriverò in capo al mondo”.

Mi lengua materna es el italiano y traduzco del francés, del español, del alemán y del inglese.

En el mes de abril de 2007 se ha publicado el primer libro de mi autoría, “L’isola a testa in giù” (La isla cabeza abajo).

 

He aquí la traducción de la contraportada del original en italiano:

… Cabeza abajo las cosas tienen otra perspectiva, porque se ve lo que cabeza arriba se nos escapa, porque todo se nos cae de los bolsillos y soltamos lastre personal y nuestra observación gana en liviandad.
He querido meterme en la realidad de la gente, conocerla de cerca y analizar un aspecto importante de la cultura dominicana: su literatura.
Un viaje a través del hombre y de lo que este escribe.
He tenido la gran suerte de conocer a personas realmente extraordinarias y dispuestas a llevarme de la mano a lo largo de todo el recorrido, abriéndome la puerta de sus casas y la de su corazón, dejándome entrar no como a una extranjera, sino como a una amiga.
Gracias a ellos he podido ver todos los aspectos más auténticos del país, los mismos que intento contar en este libro que, aun no teniendo la pretensión de revelar cosas sensacionales, quiere dar a conocer ciertas facetas de la forma de vivir de un pueblo de carácter radiante y sentimientos profundos, y alguna leyenda cautivadora de cuando América aún no había sido descubierta.
(de la introducción de la autora)
La autora cumple años el 14 de febrero y, al saberlo, un poeta quisqueyano la rebautizó con el nombre de Rosa Roja. Este libro es un regalo para él. A los lectores que viajen a Quisqueya les deseo la suerte de conocer a una poeta taíno que les haga la merced de un apodo igual de hermoso.

MARIA ANTONIETTA FERRO

Maria Antonietta Ferro, florentina de nacimiento, ciudadana del mundo, vive en Lucca, donde ejerce su profesión de traductora.
Este es su primer libro como “autora”. Tiene en su haber varias traducciones de novelas, cuentos y poesías para la Editorial Il Molo.

Con este mismo título “La isla cabeza abajo” y traducido al español por Silvina Dell’Isola Urdiales el libro fue publicado en Santo Domingo por la Editorial Buho – auspiciado por la Secretaría de Estado de Cultura – y puesto en circulación el 6 de Julio de 2007 en Santiago de Cuba, con ocasión de la Feria del Fuego, en la cual la República Dominicana era el País invitado de honor.